TESTIMONIO DE UN PRETERISTA

Muchos cristianos cuando aprenden el punto de vista preterista de la escatología, me preguntan “Pero, ¿qué de los Credos?” Cuando descubren que existen algunas diferencias básicas entre lo que las Escrituras enseñan y lo que los credos históricos enseñan, algunos inmediatamente dejan la Escritura y sus enseñanzas claras a favor del punto de vista futurista sostenido por los credos y los Padres de la Iglesia.

Por allá en el año 1984 cuando servía de Anciano Gobernante en una denominación presbiteriana conservadora, y otra vez en 1997 cuando era miembro de una pequeña denominación reformada, mis puntos de vista sobre la escatología fueron sondeados por pastores y ancianos en esas iglesias.

Durante el encuentro de 1984, siendo que la mayoría de los ancianos de mi iglesia nunca habían estudiado a fondo la escatología, varios profesores de los seminarios reformados fueron llamados para responder a los artículos que yo había escrito en cuanto a lo que creo que las Escrituras enseñan. Proporcioné una copia del libro La Parusía de James Stuart Russell a cada uno de los profesores, y les pedí que lo leyeran antes de la reunión conmigo. Un profesor desde el principio dijo que no iba a leer un libro de Russell. Aparentemente los demás no querían leerlo tampoco, pero no se expresaron tan enfáticamente como el primero. Dos de los profesores mantenían la definición (fácilmente refutada) de la palabra “generación” (griego: genea) en Mat.24:34 como “raza”. Les llamé la atención que la misma palabra es usada 28 veces en los Evangelios sinópticos y en cada caso se refiere a la gente que vivía en el mismo tiempo, no generaciones sucesivas de Judíos. Hubo un profesor que estuvo de acuerdo conmigo en este punto. Un tercer profesor mantenía que la promesa hecha por Jesús a Caifás en Mat.26:64 debe ser entendida en términos de un cumplimiento futuro a alguien que sería relacionado “de pacto” con el sumo sacerdote. Este profesor no se dio cuenta del hecho de que Jesús habló directamente a Caifás diciendo “Tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo. Después de un rato este mismo profesor intimó que mi comprensión de las Escrituras había sido “nublado” por la muerte de mi esposa y que yo pronto iba a fundar una nueva secta que enseñara el Preterismo. Mi propio pastor dijo: “Walt cree haber encontrado una hendidura en los estándares de Westminster”; y luego dijo: “es increíble que Walt pudiera creer esta tontería del Preterismo”.

Aunque las Sagradas Escrituras no fueron estudiadas en este encuentro, fue hecho claro que el violar la Confesión fue el asunto clave en este “juicio sobre la herejía”. A estas alturas, se me pidió que me retractara de mi error teológico y siguiera con la obra de la Iglesia. Tristemente, bajo la presión extrema de otros ancianos, de pastores y de profesores de seminario, por una temporada dejé el Preterismo, optando por una posición preterista modificada, y firmé una declaración que decía que estaba de acuerdo con la Confesión de Fe de Westminster y su afirmación del futurista de la Segunda Venida. Me he arrepentido de esta acción que hice. ¿Por qué me martirizaba tanto mi retractación? Simplemente porque no podría vivir conmigo mismo, manteniendo las inconsistencias del Preterismo parcial, y a la vez estar al tanto de la salvación como es enseñada en las Escrituras, como está incluida en la posición preterista. No pasó mucho tiempo cuando regresé a la posición preterista plena y he mantenido esta posición desde entonces.

Lector, si usted algún día se encuentra en la misma posición, aunque sea presionado a negar su posición preterista por causa de los credos o confesiones, ¡NO LO HAGA! ¡NO LO HAGA! Lo lamentará, como lo hice yo, por el resto de su vida.

Otra vez en 1997 cuando era miembro de una iglesia en una pequeña denominación reformada, la investigación de mi punto de vista escatológico, tomó un giro que me sorprendió. En vez de que fueran las Escrituras el punto focal en la discusión, fueron los Credos de la Iglesia y los escritos de los Padres primitivos. Mi pastor principal expuso su posición francamente: “Cuando se reta a un Credo, se propone cambiar los cimientos sobre los cuales cada generación posterior ha edificado.” Me acusó de querer re-inventar el Cristianismo. Tanto el pastor como el pastor asistente creían que los Credos primitivos provienen de la “tradición oral” y que en tiempos posteriores las escrituras apostólicas fueron juntadas para formar lo que ahora tenemos, el Canon de la Escritura, que llegó a ser nuestra Biblia. Según esta perspectiva, la decisión de incluir ciertos libros en la Biblia dependía de qué se acordaron los Padres Primitivos de la “tradición oral”. El Pastor me advirtió: “no piensas que la Iglesia Primitiva estudió la Biblia y luego escribió los Credos; más bien usaron su fe común para aglomerar los libros de la Biblia. Si un libro no fue citado suficientemente por los Padres de la Iglesia, entonces no fue incluido en el canon.” Y quiso que yo creyera que no una diferencia de trascendencia entre las enseñanzas de la Biblia y los Credos, siendo que los dos son sostenidos por la antigua “tradición oral”. Los Credos más antiguos, el de Atanasio y el Credo de Nicea, fueron elevados al nivel más alto y aunque siempre fueron distinguidos de las Escrituras, fueron muy estimados y venerados. El Pastor me dijo: “La Iglesia nos ha transmitido lo que ella cree ser la Palabra de Dios y lo que cree ser la Interpretación Definitiva de esa Palabra, y dicha interpretación fue recibida directamente de los apóstoles.” Este punto de vista sobre como recibimos la Biblia y los Credos, descubrí, que fue tomado de las enseñanzas de la Iglesia Oriental y el Catolicismo Romano, y abre camino a los pastores a decir que la Iglesia es la que nos ha dado la Biblia. Ciertamente esto no es la verdad. Si fuera la verdad, entonces la autoridad de la Iglesia trasciende a la de la Palabra inspirada e inerrante. Los protestantes siempre han mantenido que Dios mismo dio a la Iglesia la Biblia.

Se hizo una reunión en mi casa para considerar estos asuntos. Al comenzar la asamblea, el Pastor anunció que la discusión sería limitada a los Credos y los Padres Primitivos de la Iglesia. No se podía hacerse ninguna referencia a las Escrituras durante la discusión. ¡No podía creer lo que escuchaba! Me había preparado para presentar los pasajes sobre la inminencia que sostienen mi Preterismo y me negaban cualquiera apelación a las Escrituras inspiradas. Se podían usar los Credos y las Confesiones, y en especial los Credos, para determinar si mis puntos de vista eran ortodoxos o no. Y, sin la consideración de las Escrituras, no había duda de la resolución de la investigación. El Pastor demandó que yo contestara las preguntas con un simple “sí” o “no” a cinco preguntas escatológicas básicas. Inmediatamente sospeché que estaban preparando una trampa. Rehusé responder de esa manera tan simplista. Luego la temperatura en la sala subió. El Pastor Asistente protestó contra la demanda de una respuesta de una sola palabra. Decidieron tomar un receso. Pronto la reunión se esparció pero eso no fue el fin del asunto. El Pastor Asistente me dijo que no permitiría que yo interpretara las Escrituras en una manera diferente de lo que enseñan los Credos. No había duda de que los Credos eran más autoritarios que la Biblia. Aunque trató de negar esto, fue claro y obvio. No mucho después me alejé de esta pequeña Iglesia Reformada y me uní con otra Iglesia Presbiteriana donde los Credos y Confesiones son reconocidos como reglas secundarias, con las Escrituras inerrantes como la autoridad suprema y final.

Sinceramente creo que en muchos círculos protestantes, los credos y confesiones han sido elevados a una posición que están más arriba de las Escrituras. No se molestan en estudiar las Escrituras, solo recurren a los Credos. No se equivoquen, la Palabra del Dios Viviente, nuestra Biblia, es la única revelación completamente confiable. Qué nuestro Dios soberano en su Gracia sea complacido para llenarnos de poder y exponer el punto de vista preterista, aún cuando contradiga a los Credos, Confesiones, las tradiciones de los hombres, o cualquier otro escrito no-inspirado. Nuestro grito debe ser: “SOLA SCRIPTURA”.

___________________

 

Recomiendo leer además el siguiente artículo: Mi Experiencia de Futurista a Preterista

***

13 comentarios sobre “TESTIMONIO DE UN PRETERISTA

  1. Tremendas experiencias ha vivido y todo es por la ignorancia prevalecioente aun entre los mas lúcidos jerarcas y dirigentes de iglesias cristianas evangélicas, pero eso lo ha hecho mas fuerte y mas sabio, porque Dios está siempre con la verdad. Su testimonio me alienta para prepararme a enfrentar lo que venga por que ahora soy preterista, y agradezco a Dios por su vida y sus enseñanzas. Bendiciones hermano Eduardo.

  2. Hermana Susana,el ser preterista no le garantiza estar en la verdad o tener la verdad, lo que el hermano Eduardo ascribe es super interezante, de hecho,a mi tambien me ha abierto los ojos del entendimiento en cierta forma. Pero no boy a decir: exactamente, asi es como el hermano Eduardo dice!; por ejemplo: El no aclara en alguna forma que Cristo ya vino, solo dice que es obvio, todos los versiculos que sita para mostrar que si, hablan de una venida que, a decir verdad, si hablan de una pronta venida,especialmente Mateo 24:34. En este versiculo yo tambien he tenido algunas discuciones con quienes nadamas lo leen y lo pasan,, incluyendo algunos pastores,. Pregunto, de cuando dice Eduardo que vino, hasta ahora no ha havido alguien que de mas detalles de su venida?.porque hasta ahora solo se supone,basado en los verciculos que sita Eduardo . Lo que tambien me gusto mucho de Eduardo fue su consejo de que por ahora disfrutemos la vida con nuestros conyuges!!.bien dicho Eduardo. Yo le agrego, nuestras familias, ( ciempre agradando a Dios )
    Bendiciones.

    1. Estimado Adolfo, en realidad nadie puede decir que tiene o está en la verdad absoluta. Hay muchas “verdades” que afirmábamos hasta hace algunos años, pero que han dejado de serlas después de mejores investigaciones profundas en los escritos, no sólo bíblicos, sino también históricos, los que no dejan de ser importantes.
      Después de haber pertenecido a la iglesia evangélica tradicional por más de 40 años, puedo decir con mucha convicción que esta “nueva” forma de interpretar las Escrituras ha sido la que mayor conformidad me ha dado. La Escatología Realizada o Preterista, es la que mejor responde a las grandes interrogantes del hombre, con respecto a las profecía apocalípticas. Ahora bien, es comprensible la duda y la aun insatisfacción de muchos con respecto a esta Escuela, justamente por la idea tan enraizada que tenemos de la Teología tradicional. Razón por la que insistimos en encontrar respuestas, o mejor dicho “pruebas” de que lo que afirmamos ya ocurrió. Muchas escrituras las hemos procesado bajo una mentalidad del siglo 21. Nos cuesta aceptar que ninguna profecía o advertencia con respecto al fin del mundo (judío), fue escrita para nosotros. Nos emociona la idea que hoy escribimos el capitulo 29 de Hechos de los apóstoles; de que somos la generación que ha alcanzado el final de los tiempos; que seremos raptados de la tierra sin ver la muerte; etc, etc. Sin embargo, aunque no tengamos más pruebas que la que nos ofrece la historia con respecto a la destrucción de Jerusalén en el año 70 d/C., y de las afirmaciones de Jesús cuando dijo que aquello debía ocurrir dentro de esa generación que vivía al momento de él hablar, creemos firmemente que esto debió ser así, porque de lo contrario, todo sería una gran mentira. Jesús mintió, los apóstoles mintieron, la iglesia del primer siglo vivió y murió creyendo una gran mentira. Entonces, cómo disipar la gran nube de dudas que aun persiste en los aires de la mente humana, bueno, entendiendo, o tratando de entender que lo más probable que a nosotros nos hayan transmitido un mensaje muy distinto al que entendieron los destinatarios originales de las cartas bíblicas. Es muy posible que términos como: La segunda venida, fin del mundo, resurrección de los muertos, el cielo, entre muchos otros, tengan para nosotros hoy una connotación muy diferente a como la tuvieron para los primeros lectores del canon sagrado.
      Todavía hay mucho que entender y mucho aun por descubrir; por tanto necesitamos tener mentes enseñables, abiertas y dispuestas a lo que nos será revelado en lo por venir.

  3. Amen, amen, mentes abiertas y dispuestas a analizar con sabiduria y responsabilidad lo que nos sera revelado en lo por benir , ( no encerrarnos en lo que ahora creemos). De acuerdo. Realmente por ahora lo que mas espero, deseo, necesito, evidencias mas claras, convincentes que no me quede duda que la segunda venida de Cristo ya acontecio, no se las estoy demandando a nadie, solo las espero. Gracias Eduardo , por su ayuda.

  4. Es que no me queda claro si Mateo 24:34 incluye la venida de Cristo, 35 El cielo y la Tierra pasaran, pero mis palabras no pasaran.
    Pero del dia y hora nadie sabe, ni aun los angeles de Los cielos, sino solo mi Padre.
    Hast a aqui esta hablando de lo que ba a pasar, pero no de su venida.

    Aqui empieza una desviacion 37: mas como en los dias de Noe, asi sera la venida del Hijo del Hombre. 38 Porque como en los dias antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo , casandose y dandose en casamiento, hasta el dia que Noe entro en el arca, 39 y no entendieron hasta que vino el diluvio y se Los llebo A TODOS, asi sera tambien la venida del Hijo del Hombre. Y podemos leer hasta el 43 y sigue el mismo sentido

    1. Ay, Adolfo, Adolfo. Todo el contexto del capitulo 24 se basa en la pregunta que hicieron los apóstoles en el verso 3 “Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?”. Ellos no podían haber preguntado a Jesús sobre el fin del mundo o de una futura venida suya en el futuro, pues lo que a ellos les inquietó, después de mostrarle los edificios del templo, fue la respuesta que él les diera con respecto al destino del templo. Ellos no se refieren al fin del mundo cósmico, sino al fin del mundo aion, es decir, a la edad o siglo que ellos estaban viviendo. En segundo lugar, ellos entienden que la destrucción del templo y su ciudad tiene que ver con un juicio de Dios. Para los judíos oír sobre un juicio de Dios implicaba que Dios mismo venía a ejecutar ese juicio, y te puedo mostrar el siguiente ejemplo: Is.19:1 “Profecía sobre Egipto. He aquí que Jehová monta sobre una ligera nube, y entrará en Egipto; y los ídolos de Egipto temblarán delante de él, y desfallecerá el corazón de los egipcios dentro de ellos”. Es muy interesante lo que aquí dice: “Jehová monta sobre una ligera nube y entrará en Egipto. En la mentalidad judía de esa época, venir en una nube, significaba el juicio de Dios. Hoy nosotros vemos estos términos aisladamente y queremos entender que efectivamente Cristo vendrá literalmente en una nube, pues así interpretamos lo que leemos, con una mentalidad de siglo 21, sin embargo, para esa gente, estos términos o expresiones tenían connotaciones muy distintas a las que nosotros intentamos darle hoy. Será muy difícil entender correctamente el sentido de las profecías, mientras no tengamos un buen manejo del lenguaje bíblico. Mateo 24 es un discurso único y exclusivamente para Israel del primer siglo. Por eso el ejemplo de Noe, esas historias solo las identificaban los hebreos, nadie más que ellos. La expresión: La venida del Hijo del Hombre solo fue para los judíos y cristianos del primer siglo. Algo muy interesante notar también en los versos que tu mencionas con respecto a los días de Noe, es que la historia dice que los que se llevó el diluvio fueron los que no creyeron a la predicación de Noe, en cambio, Noe y su familia permanecieron. Qué significa esto. Si esta historia se asemeja a la venida de Cristo, ¿cómo es que en la doctrina tradicional cristiana se enseña que los que son llevados son los buenos, mientras que los malos se quedan? Aquí hay algo que no concuerda, y la respuesta es sencilla. La venida de Cristo no fue como la teologia tradicional ha entendido que fue, sino que tuvo un carácter muy distinto; un carácter puramente espiritual. La caída de Jerusalen les indicaría, a los judios, que Cristo habria venido en las nubes, al igual como lo hacia Dios en el pasado.
      Para mayor aclaración sobre esto y otros puntos relacionados con la venida de Cristo, te recomiendo adquirir mi libro: ¿ENTIENDES LO QUE LEES? pienso que será una herramienta muy útil para continuar creciendo en esta verdad.

  5. Muy bien, comprare el libro, pero si siguen las dudas, seguire exponiendolas. Gracias por contestar. ( Que quede claro, dudas sobre si ya bino Cristo o no).
    Porque cuando vino por primers vez sabemos que hizo, que dijo, que, ordeno que se hiciera, etc, etc, como es que ahora no se sabe nada?
    Gracias de nuevo. Y siempre que Dios lo bemdia.

  6. Bendiciones Hermano Eduardo, necesito ayuda para entender estos versículos : 1Tesalonisenses 4:16 vs 2Pedro 3:10. De antemano gracia, porque se que me ayudara.

  7. excelente hermano he estado leyendo bastante relacionado con escatologia con mente abierta sin dogmas estoy comprendiendo muchas cosas que creia entender le envio mi correo para recibir estudios yde paso preguntar si en venezuela consigo su libro entiendo lo que lees gracias

  8. Apreciado hermano, gracias por su aporte al conocimiento de la verdad biblica. Quisiera hacerle una solicitud, ya que en venezuela no hay cambio libre de la moneda y realmenge estot interesado en su libro, como puedo hacer para obtenerlo asi sea solo en formato digital. Por supuesto para mi uso exclusivo y no con fines comerciales. Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s