SIGNIFICADO DE “PRONTO” Y “CERCA” EN LA BIBLIA

Por Eduardo Mondaca

Uso de la palabra “CERCA” en el Nuevo Testamento

Eduardo Mondaca

Mr. 13:28 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca.

Mt. 20:3 Saliendo cerca de la hora tercera del día, vio a otros que estaban en la plaza desocupados;

Mt. 26:18 Y él dijo: Id a la ciudad a cierto hombre, y decidle: El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la pascua con mis discípulos.

Lc. 7:12 Cuando llegó cerca de la puerta de la ciudad, he aquí que llevaban a enterrar a un difunto, hijo único de su madre, la cual era viuda; y había con ella mucha gente de la ciudad.

Lc. 19:11 Oyendo ellos estas cosas, prosiguió Jesús y dijo una parábola, por cuanto estaba cerca de Jerusalén, y ellos pensaban que el reino de Dios se manifestaría inmediatamente.

Jn. 6:4 Y estaba cerca la pascua, la fiesta de los judíos.

Fil. 4:5 Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca.

Ap. 1:3 Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca.

Ap. 22:10 Y me dijo: No selles las palabras de la profecía de este libro, porque el tiempo está cerca.

En todos los ejemplos arriba mostrados, se hace uso de la palabra cerca y que en griego es νγύς –engús.

Engús o eggus significa cerca, cercano, próximo. Nunca esta palabra tiene otro sentido que el que entendemos en castellano. Cuando se dice que algo está cerca, o que el tiempo se acerca, simplemente está diciendo eso, no da la idea que pueda ocurrir muchos años adelante, o que se trate de una distancia muy larga.

Uso de la palabra “PRONTO” en el Nuevo Testamento

Mt. 5:25 Ponte de acuerdo con tu adversario pronto, entre tanto que estás con él en el camino, no sea que el adversario te entregue al juez, y el juez al alguacil, y seas echado en la cárcel.

Mt. 28:7 E id pronto y decid a sus discípulos que ha resucitado de los muertos, y he aquí va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis. He aquí, os lo he dicho.

Lc. 14:21 Vuelto el siervo, hizo saber estas cosas a su señor. Entonces enojado el padre de familia, dijo a su siervo: Vé pronto por las plazas y las calles de la ciudad, y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos.

Jn. 13:27 Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, hazlo más pronto.

Gal. 1:6 Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio

Ap. 1:1 La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan,

Ap. 2:5 Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.

Ap. 3:11 He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.

Ap. 22:7 !!He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro.

Ap. 22:12 He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

Al igual que en el recuadro anterior, pero usando la palabra pronto, y que en griego es ταχύtajú (tachu, tachion, tachos), el significado es idéntico al que conocemos en nuestro idioma, y por lo tanto no debe dársele un sentido opuesto al que tiene, quiero decir, no debe interpretarse “He aquí yo vengo pronto”, como si estuviera diciendo vengo en 2000 años más. (El significado de las palabras están sacados del diccionario Strong en español)

Estos son solamente algunos de los muchos ejemplos con los que se puede demostrar que las palabras “cerca” y “pronto” de la Biblia tenían un significado muy similar a como hoy los entendemos. La promesa de que Cristo volvería, o de que viniera por segunda vez, no fue tomada por los primeros cristianos como un hecho posible en el más lejano futuro, no, mas bien, para ellos la promesa del regreso de Cristo era un acontecimiento inminente, pero para sus días. Lo que se nos ha hecho creer, es que esta forma de decir: “vengo en breve”; “vengo pronto”; “está a las puertas”, fue para mantener a los cristianos de todas las épocas en un estado de alerta, preparados, vigilantes, como si en cualquier momento habría de venir, pero, no fue esa la intención original de la promesa. Los hermanos de la iglesia primitiva entendieron que el día del juicio sobre Israel estaba cerca. Que todas las profecías concernientes a la destrucción de su nación estaban a punto de ser cumplidas en su totalidad (Lc.21:22).

El libro de Apocalipsis y las cartas apostólicas fueron escritas específicamente para alentar a los cristianos que vivían en aquella época. Son mensajes de esperanza y aliento para una generación que estaba a punto de presenciar el más grande acontecimiento de su historia. La Iglesia de esa generación entendía que habían llegado al final de los tiempos (1Cor.10:11), pero no al fin del mundo físico, sino, al fin de una nación apostata y rebelde, de un sistema religioso infructuoso, de un pacto quebrantado. Dios traía juicio sobre la ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto (Ap.11:8). Era la mujer vestida de purpura y escarlata (Ap.17:4), y embriagada con la sangre de los santos y los mártires de Jesús (Ap.17:6). La gran ramera, la que había fornicado con los reyes de la tierra (Ap.17). Se acercaba la hora de vengar la sangre de los santos, desde Abel hasta el último cristiano mártir.  Era un mensaje de esperanza para una Iglesia atribulada y perseguida, pero también era un mensaje de advertencia que el día de la ira de Jehová estaba a las puertas; día de venganza y de juicio, pero también, día de coronación y galardones. Cuando Pablo escribe a los hermanos de Filipos (Fil.4:5) “El Señor está cerca”, no los está engañando, no les está haciendo creer que eso de que está cerca, en realidad podría significar unos 2000 años o más, ¡no, no y mil veces no! Creer eso significaría que Pablo los engañó, y por consiguiente la Biblia miente. La frase escrita por Juan en Apocalipsis y repetidas varias veces en el libro “He aquí, yo vengo pronto”, indica la misma situación anterior. Sí ese “vengo pronto” debe interpretarse que podría ser que venga en un par de milenios más, claramente yo podría ver que Jesús engañó a sus seguidores del primer siglo, pero estoy seguro que no fue así, él dijo vengo pronto y ellos creyeron que les estaba hablando a ellos, y en serio. Alguien me dirá: “pero recuerde que la Biblia dice que para Dios un día es como mil años, y mil años es como un día”. Es verdad. Pedro lo dice en su segunda carta 3:8, pero aquí el apóstol no está queriendo decir lo usted interpreta, o sea, que para Dios decir pronto o cerca puede significar mucho tiempo de espera, no, simplemente Pedro está queriendo decir que Dios es invariable en su Palabra, lo que él ha prometido lo cumplirá. El no hace diferencia entre uno y mil. Mil es igual a uno, como así también uno es igual a mil. Dios es eterno, sus años no pasan como los nuestros. El no es más viejo hoy que hace 2000 años atrás. Para Dios no existe el tiempo krono, él es el mismo ayer hoy y siempre, lo que indica que podemos confiar en él, por sobre todas las cosas. Dios no cambia de palabra, y de acuerdo con el contexto del capítulo, en la Iglesia había cierta inseguridad con respecto al cumplimiento cercano de la promesa de su advenimiento, por eso Pedro tiene que recordarles que Dios es tan invariable, como que uno es igual a mil y mil es igual a uno. 2P.3:8 no quiere decir que mil años nuestros, sean como un día para Dios. Creer esto sería creer que Dios está limitado por el tiempo, y que podría medirse incluso hasta su edad, y esto sería absurdo, ¿verdad? Bueno, entonces no deduzcamos que el apóstol está queriendo decir que la tardanza de su venida es precisamente porque para Dios la palabra “pronto” significa mucho tiempo de espera.

La Biblia fue escrita para que la leyeran y entendieran seres humanos, no seres celestiales o espirituales. Entonces está escrito en un lenguaje familiar para sus lectores originales. El estudiante de la Biblia debe usar el sentido común cuando lee las Sagradas Escrituras. En primer lugar debe tratar de ponerse en el lugar de las personas para quienes fue escrita originalmente. Debe remontarse en el tiempo, indagar sobre quiénes eran los destinatarios primarios, cómo vivían, en qué lugar se encontraban y bajo que circunstancias.

Cuando leemos sobre la bestia en Apocalipsis, nos imaginamos un sinfín de historias y personajes, y de hecho es lo que se enseña en las iglesias hoy, pero si dejáramos de ser tan “espirituales” por un momento, y pensaremos un poquito en cómo lo entendieron las personas que leyeron por primera vez esta carta. ¿A quién verían ellos como la bestia? Juan no les da nombre, pero les da una clave numérica, un trío de seis, para que lo reconozcan haciendo uso de sabiduría. Era peligroso en ese momento decir abiertamente el nombre de este malvado, por eso Juan lo oculta en clave, pero que con un poco de inteligencia podrían descifrar el enigma rápidamente. Para la bestia se han propuesto infinidades de nombre, desde un líder político hasta el papa de Roma. Para la mayoría este es un personaje que aún no existe, pero se levantará algún día en el futuro cuando estemos llegando al final de los tiempos. Ya hablaré más detalladamente sobre la bestia y el anticristo en otro estudio, por ahora volvamos a nuestro tema.

La palabra “cerca” que en griego es eggus o engús significa: cerca, cercano, próximo. Tal cual como lo entendemos en castellano, y la palabra “pronto” que en griego es tachos o tachu significa: espacio breve de tiempo, de prisa, en breve, sin demora, súbitamente o sorpresivamente. Ambas palabras son usadas para señalizar una distancia métrica o de tiempo entre dos puntos, lo que indica que no pueden ser interpretadas de otra manera, y esta es para mí, una de las razones más contundentes para afirmar que Jesús ya vino en cumplimiento de sus propias palabras (Mt.24:34), sobre aquella generación (genea) que le escuchó y vio sus obras. Tal generación no significa raza, o clase de gente como interpretan los dispensacionalistas, queriendo dar a entender que lo que Jesús dijo en Mt.24:34, no es otra cosa que Israel quien sería la generación que existiría para el tiempo de su regreso, es decir, Israel no podría desaparecer hasta que se cumplieran todas las cosas que él hablaba en esos momentos. Otros futuristas interpretan generación como la clase de gente impía que escuchó a Jesús en sus días, y que tal clase de gente perduraría hasta que él volviera por segunda vez, o sea, no la gente de esa época, sino la clase de gente de esa época. Pero generación no es eso, sino que es la gente que vivía en aquellos días, se refiere a una generación de tiempo. Si esto no fuese suficiente, Jesús también dijo que algunos que le escuchaban en ese momento, no gustarían la muerte, hasta ver al Hijo del Hombre viniendo en su reino (Mt.16:28). Se ha querido cambiar el sentido de estas palabras, diciendo que Jesús se estaba refiriendo a lo que algunos de sus discípulos pocos días después presenciarían en el monte de la transfiguración (Mt.17:1-2). Pero si esto hubiera sido así, ¿por qué Jesús habló como si tal acontecimiento iba a tener lugar muchos años adelante? No era necesario decir que algunos no morirían sin antes ver su venida, si solo pasarían unos pocos días, seis exactamente. Es impresionante la forma en que los dispensacionalistas fuerzan la interpretación de algunos textos tan claros como los antes mencionados, para justificar su equivocada doctrina escatológica. Hay otro verso muy importante en los evangelios que me gustaría citar aquí, y es cuando Jesús está ante el sumo sacerdote Caifás, y es presionado para que confiese si realmente él se declara ser el Cristo, el Hijo de Dios:

Mt. 26:64 “Jesús le dijo: Tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo”

¿Por qué le dirá al sumo sacerdote que verá al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo?, Es una pregunta para reflexionar ¿verdad?

He leído en estos días una variedad de artículos y foros en internet en donde se defiende la posición dispensacionalista premilenarista, y llega a ser chocante en la forma que tratan a los que no sostienen sus mismas enseñanzas. Tildan de “doctrinas de demonios” al enfoque preterista. Condenan al infierno al cualquier comentarista de esta escuela escatológica, no considerando los estudios o títulos que tengan. Los dispensacionalistas están empecinados en que su interpretación de las Escrituras sobre los tiempos finales es la correcta, y condenan a todos quienes no estén de acuerdo con ellos.  Creo que ha llegado el tiempo en que la verdad salga a superficie, y quitemos el velo de los ojos de nuestro entendimiento. Decir que hoy si se puede hablar de que la venida de Cristo está cerca, y que su regreso será muy pronto, me parece una verdadera locura. Muchos predicadores carismáticos han asegurado haber tenido revelación de que Jesucristo viene muy pronto, algunos ya han muerto, y Jesús no regresó. El hno. Yiye Avila cuenta en su testimonio que un día Dios le habló, cuando él era un preocupado de su cuerpo atlético, y que vivía para mantenerse en forma, Dios le dijo que dejara todo eso, porque ya no había más tiempo, que Cristo estaba por venir, y él lo necesitaba para que predicara su Palabra. Respeto y admiro al hno. Yiye, pero no creo que Dios le haya hablado así, porque Dios no miente a nadie. Creo que un día moriremos y estaremos por siempre con el Señor en algún lugar, no me inquieta más su regreso, solo sé que soy de él para siempre, como dijera Pablo, “sea que vivamos o que muramos, del Señor somos (Rom.14:8).

°°°°°°°°°°°°°°°°°°

7 comentarios sobre “SIGNIFICADO DE “PRONTO” Y “CERCA” EN LA BIBLIA

  1. En el Nuevo Testamento encontramos advertencias sobre falsos profetas (Mt. 24:11,24; 2 P. 2:1) — esto es, aquellos que hacen predic–ciones en el nombre de Dios y cuyos anuncios resultan ser falsos (cf. Dt. 18:22). También existe un aviso sobre los falsos apóstoles (2 Co. 11:13). Vemos también advertencias sobre aquellos que proclaman ser el Cristo o que Cristo ha venido o que el día del Señor ya ha llegado, o que la resurrección ya ha ocurrido — cuando en realidad todos estos eventos serán tan obvios y notables que nadie los podrá pasar por alto (Mt. 24:5, 23-27; 2 Ts. 2:1-2; 2 Ti. 2:16-18).

  2. ha surgido una corriente llamada Preterismo, cuyos proponentes llevan a cabo una campaña sin tregua para atacar la doctrina escatológica[5] del premilenismo[6]. Uno de los voceros más conocidos del Preterismo es Hank Hanegraaff, presidente del Christian Research Institute en Charlotte, North Carolina.

    ¿Qué es el Preterismo? El término “preterista” es latín por “pasado”. Como su nombre lo indica, los preteristas sostienen que la profecía bíblica ya ha alcanzado un cumplimiento en el pasado. Proponen que los pasajes proféticos como las enseñanzas de Jesucristo en Mateo 24, Lucas 21, Marcos 13 y Apocalipsis, ya se han cumplido.

    Existe un preterismo “extremo” o “total” que aduce que toda la profecía bíblica se cumplió en el 70 d.C. con la destrucción de Jerusalén. Sus proponentes enseñan que este acontecimiento fue la Segunda Venida de Cristo. Consecuentemente niegan una venida de Cristo literal en el futuro, al igual que la futura resurrección de los creyentes. Afirman, además, que ya estamos viviendo en el nuevo cielo y la nueva tierra. Es obvio que esta posición es herética, o sea, choca de frente con la ortodoxia bíblica.

    Hank Hanegraaff no es un preterista extremo, pero sí es un preterista “parcial” o “moderado”, aunque le guste llamarse de otra manera. Generalmente hablando, los preteristas parciales creen que eventos como el surgimiento del Anticristo, el rapto, la tribulación, el armagedón, el día del Señor, y el milenio, todos ocurrieron alrededor del 70 d.C. – el año en que Roma tomó Jerusalén y destruyó el segundo templo.

    El preterismo parcial propone que los únicos eventos proféticos que aún están pendientes en el calendario profético son la 2da. Venida de Cristo (que en un sentido ya vino en las “nubes” en el año 70 d.C.) y la resurrección de los muertos. Así mismo, y al igual que los amilenistas tradicionales, creen que Dios ha terminado con el Israel bíblico. Todas las promesas de Dios a Israel son obsoletas y han sido transferidas a la iglesia por derecho propio, por ende, no existe ningún futuro profético para Israel. El hecho de que Israel exista hoy luego de dos milenios de ausencia total, no es más que un “accidente de la historia” perpetrado por los “ignorantes premilenistas” que apoyaron la Declaración Balfour que resultó en la formación del moderno estado de Israel en 1948.

  3. Por otra parte, se nos hace difícil entender cómo alguien con alguna capacidad intelectual puede seguir una línea de pensamiento preterista a la luz de los acontecimientos mundiales en el día de hoy.

    Claro que en muchos casos el orgullo es la razón por la cual la gente cae detrás de los errores doctrinales. Esta gente forma parte de un grupo especial que ha supuestamente descubierto una verdad escondida. Lamentablemente miles y miles se les unen para seguir este tipo de desvarío.

    Yo he ignorado el preterismo por mucho tiempo porque lo consideraba equivalente a la teoría de que la luna está hecha de queso. Pero la verdad es que me es difícil ser sólo un espectador y mirar como el error se propaga libremente, y debo considerar al preterismo como una amenaza seria.

    La médula de este error se encuentra alrededor de la declaración de Jesús, “De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca” (Mt. 24:34). Parecería lógico deducir que Jesús estaba hablando acerca de la generación del primer siglo, como afirma Hanegraaff. Sin embargo, esa lógica se diluye cuando contemplamos el cumplimiento de toda la profecía bíblica.

    A los efectos de convertir el 70 d.C. en el año mágico, hay que hacerle “delete” a docenas de profecías que nunca se cumplieron.

    ¿Cuándo fue el evangelio predicado a todas las naciones?
    ¿Cuándo fue la marca de la bestia implantada?
    ¿Qué pasó con el ejército de 200 millones que viene del este?
    ¿Cuándo la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo?
    ¿Qué pasó con el granizo y el fuego, y el Eufrates seco?

    Las preguntas pueden continuar ad infinitum. Por ejemplo:

    ¿Por qué hemos presenciado un renacimiento de la nación de Israel?

    Si Jerusalén fue quitada como piedra pesada para siempre, ¿por qué ha sido puesta de nuevo en esa categoría?

    ¿Cuándo TODOS los judíos clamaron “Bendito es el que viene en el nombre del Señor”, como dijo Jesús que ocurriría?

    Consideremos Mateo 24:21: “Porque habrá en ese entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá”.

    ¿Acaso estas palabras de Jesucristo reflejan la realidad de lo que le pasó al pueblo judío en el primer siglo?

    Por más trágico que hayan sido esos acontecimientos, ¿No fue el holocausto durante la época de Hitler mucho más horrendo?

    ¿Qué quiso decir Jesús cuando advirtió que ninguna tribulación (ni pasada ni futura) superaría en intensidad a la que El anunció?

    Es evidente que esta tribulación que anuncia Cristo todavía se encuentra en el futuro.

    Los preteristas no tienen más remedio que ser muy creativos frente a preguntas como las anteriores, y también lo es Hanegraaff. Tan creativos que tienen que espiritualizar una plétora de textos. Espiritualizar significa buscar el significado escondido detrás de un texto. Por ejemplo, la marca de la bestia en las frentes es simbólica y significa una identificación con ella, no una marca material. Pero, si no es una marca visible, ¿cómo es posible identificarla a los efectos de que la persona pueda desenvolverse en el terreno económico? Los ejemplos abundan donde Hanegraaff simboliza pasajes a diestra y siniestra, tanto que hasta el pasaje de 2 Pedro 3:10-13, cuyo lenguaje es notoriamente de alcance cósmico, es reducido a los acontecimientos que resultaron en la destrucción de Jerusalén en el 70 d.C.

    Hank Hanegraaff está tan obsesionado con los símbolos que hasta ha creado símbolos detrás de los símbolos. Ejemplo: las setenta semanas de Daniel 9 las interpreta como un doble símbolo donde el retorno de los judíos con Nehemías al frente fue simbólico de Judas Macabeo, quien a su vez fue un símbolo del Mesías (p.193).

    1. Estimado, Dario, haces muy bien en comenzar a ver el preterismo con mas seriedad. No decimos que tenemos toda la verdad, sin embargo, creemos que nuestro método de interpretar las escrituras es la que más se acerca a ella. Si Jesús no vino en aquella generación que le escuchó decir estas cosas, el evangelio es el más grande de los fraudes. Jesús era esperado por la generación del primer siglo, por eso el caracter de inminencia que tenía el mensaje de los apóstoles: El Señor viene; está a las puertas; tan solo un poquito y el que ha de venir vendrá y no tardará; El día del Señor se acerca; la venida del Señor está cerca. Apocalipsis comienza diciendo que el contenido del libro son sobre cosas que deben suceder pronto y no en dos mil años más. Además dice: he aquí yo vengo pronto, y pronto es pronto, no miles de años más adelante. La religión justifica la tardanza de Cristo diciendo que para Dios un día es como mil años, así que fácilmente el pronto de su regreso pudo haber significado un pwriodo de tiempo muy largo e indefinido. Lamentablemente, querido Dario, la escritura dice algo muy diferente a eso. Tu dices que cuando llegó el año 70 muchas profecías no se cumplieron, entre ellas la predicación mundial, te equivocas nuevamente. Lee mi tema: la gran comisión alcanzada en el primer siglo, en esta misma página. En realidad todo lo que tu mencionas se cumplió, claro que no en la forma que a ti te enseñaron, sino de acuerdo al contexto del libro, y, en especial, de acuerdo al trasfondo cultural y religioso de la gente que debería presenciar estos acontecimientos. Gran parte de la profecía es simbólica, es decir, está en sentido figurado y se debe estar familiarizado con el contenido del antiguo testamento para poder comprenderlo. Te invito a que sigas leyendo mis escritos y los de otros que aqui mismo recomiendo. El preterismo no es como ver la luna como un trozo de queso, te vas a sorprender cuando comieces a entender la Biblia sin la influencia preconcebida de la teología tradicional. Mis bendiciones para ti.

  4. Dios no esta sujeto a tiempo,el vive en un eterno presente,pero nosotro si lo estamos,y ese pronto es en el tiempo de Dios y no el nuestro.Uste ensena que todo ya ha pasado,pero hay algo que uste esta ignorando y que segun usted el apocalipsis ya fue.Entonses uste es un mentiroso con mayuscula.Que es del 666.Dise la biblia que todo aquel se deje marcar sera condenado,por que aquel que no tenga la marca(chip) no podra trabajar,comprar,verder y muchas cosas mas.Si eso ya paso,como es que nosotros aun vivimos,trabajamos,vendemos y mas.Aqui hay algo que no funciona y ese es uste y cuidado que uste esta arrastrando a muchos al error y que si un ciego gia a otro,ambos caeran y uste sera responsables por aquellas almas

    1. saludarle y felicitarle por su preocupación de leer y comentar algunos de mis temas en internet. Sin embargo, permitame aclararle que bajo ningún aspecto soy un falso pastor o profeta o como quiera llamarme. Mis estudios estan muy bien fundamentados en el mismo libro que usted lee. La única y gran diferencia es que mi interpretación apela a la razón y al sano juicio, mientras que usted, al igual que la mayoría, lo hace a través del cristal religioso. 
      La biblia, mi estimado, no fue escrita para nosotros, aunque a usted le hayan enseñado esto toda su vida. Si es así, busque ahora mismo un enfermo moribundo, con cancer o cualquier enfermedad terminal y apliquele la palabra que le enseñaron y espere a ver si se produce un milagro. Según la biblia, dice que mayores cosas que las q Jesús hizo habíamos nosotros. Le puedo asegurar que no habrá ningún milagro. Lo otro importante a entender, segun la misma biblia, es que la profecía era estrictamente dirigida al pueblo judío y el fin del cual hablaba era el fin de la dispensación del viejo pacto. Para Jesús, los apóstoles y todos los creyentes del primer siglo la segunda venida de Cristo debía ocurrir dentro de esa generación que ellos estaban viviendo, por eso leemos en el N.T., cada vez que se hace alusión a ese evento, que ese día estaba muy cerca. Es absurdo creer hoy que la palabra pronto tiene un significado distinto para Dios, es ridículo. Por último, no espere ver absolutamente nada de lo q según las profecías bíblicas deberían suceder al acercarse el fin del mundo, pues todo eso sencillamente no ocurrirá jamás porque ya ocurrió en el primer siglo y buena parte del lenguaje de esas profecías era simbólico. Por ahora dejaré ésto hasta aquí, solo le recomendaría leer un poco mejor la biblia y también la historia y no llame falso a nadie por el simple hecho de pensar distinto a usted. En el mundo hay decenas de miles de interpretaciones de la biblia, y se lo puedo asegurar, nadie tiene la verdad absoluta, aunque muchos, o tal vez todos, una parte de ella. Mis bendicones para usted.

  5. Saludos y bendiciones para usted. hoy buscando información sobre el príncipe de este mundo, encontré sus comentarios, los cuales no he parado de leer por causa de lo interesante que me han parecido. En la actualidad trabajo con mi esposa orientando sobre todo a jóvenes, apartándolos de la tradición y la religión con el objeto de acercarlos a nuestro Señor Jesucristo, no como alguien a quien haya que esperar, sino como el Rey Eterno que está con nosotros para siempre. Deseo establecer contacto por este medio y seguir estudiando con sus interesantes escritos.saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s