MANUAL DE ESCATOLOGÍA II

MANUAL DE ESCATOLOGÍA
Contrastes Entre Escatología Futura y Realizada
(Información Recopilada de Distintas Fuentes y Adaptada para este Estudio
Por Eduardo Mondaca)
_______________________________
Amilenarismo

Ahora pasaremos a revisar la siguiente escuela escatológica denominada Amilenarismo. Esta escuela al igual que la anterior, interpreta las profecías bíblicas de un modo futurista. Si recuerda bien, la escuela escatológica que estudiamos en la primera parte era la “pre-milenarista”. El prefijo “pre” significa “antes de” y, milenarista, es alguien que cree en un reino  milenial; O sea, según el pre-milenarismo, Cristo vendría antes del “milenio” (periodo de mil años). En cambio el amilenarismo, que comienza con el prefijo griego “a”, y cuyo significado es: “privado de” (ejemplo: a-fónico = sin voz o no hay voz) significaría literalmente: “no hay milenio”. Sin embargo, este no es el nombre correcto o más apropiado para esta escuela escatológica, dado que, el amilenarismo no niega la existencia de un reino milenial, sino más bien, cree que no existe un periodo de mil años literales después que Cristo regrese. Para ellos el reino milenial comprende toda la edad de la iglesia, desde la ascensión de Cristo hace dos mil años y,  hasta cuando él regrese por segunda vez en el futuro.
Origen de la doctrina
Tradicionalmente se acepta que esta forma de interpretar las profecías fue introducida en la iglesia por San Agustín de Hipona en el siglo IV, y fue la corriente escatológica dominante dentro del cristianismo hasta mediado del siglo XIX, siendo adoptado inclusive por los reformadores durante el siglo XV. Como era de suponer, este dato, no satisface en lo absoluto a los amilenaristas, quienes, consideran que su forma de interpretación bíblica, data de los albores mismos de la iglesia, e impera hasta la actualidad.
¿En qué cree el Amilenarismo?
Lo más distintivo de esta posición, es precisamente lo que le da origen a su nombre, y que expuse en el primer párrafo de este estudio: su no aceptación a un periodo de mil años literales después del regreso de Cristo. Lo cual no significa que ellos no crean en un reino milenial, sino mas bien, ellos ven el reino de Dios presente durante la edad de la Iglesia, pero en un sentido espiritual; y que el número mil de Apocalipsis 20, no es menos simbólico que los números 144.000, o 7 que también aparecen más de una vez en el mismo libro. Según esta doctrina, el numero 1000, que es un derivado de 10, significa “plenitud” en la Biblia; por tanto, el reino de mil años, significaría “un periodo de plenitud, y a la vez muy largo”. Lo que me llamó la atención cuando descubrí esta Escuela de interpretación hace algunos años, fue el sentido que daban a las palabras de Jesús en Mateo 12:28, 29 con respecto al reino de Dios:
28 Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios. 29 Porque ¿cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte, y saquear sus bienes, si primero no le ata? Y entonces podrá saquear su casa.
Para los amilenaristas, aquí se encuentra la respuesta o significado a Apocalipsis 20 (capítulo de donde se extrae la doctrina de un “reino milenial”) con respecto a la doctrina del milenio. Apocalipsis 20:2 dice que el diablo sería atado por mil años, lo cual quiere decir, que Cristo cuando vino por primera vez, y tal como lo dice el versículo 28, instauró su reino; un reino que se encontraba en poder de Satanás, el hombre fuerte. Para que Jesús pudiera apoderarse de ese reino, tuvo que atar al hombre fuerte que dominaba el reino. Este mismo versículo tiene su paralelo en Lucas 11:20-22
20  Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, ciertamente el reino de Dios ha llegado a vosotros. 21  Cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz está lo que posee. 22  Pero cuando viene otro más fuerte que él y le vence, le quita todas sus armas en que confiaba, y reparte el botín.
Este versículo es mucho más claro con respecto al papel que desarrollaba el diablo bajo el viejo pacto. Un príncipe en su palacio guardando todo lo que posee; pero vino uno más fuerte que él (Cristo), y lo despojó, y quitó sus pertenencias, y repartió el botín. Esta interpretación me parecía muy acertada por  aquel entonces, y la sostendría aun, de no ser que, los amilenaristas creen que Satanás continúa aun atado (espiritualmente), y lo seguirá estando hasta poco antes de la segunda venida de Cristo. Ellos creen que la atadura espiritual de Satanás durante este tiempo, tiene por finalidad que este no pueda ejercer ningún poder en contra de la Iglesia a fin de que ésta logre sin grandes dificultades su misión de predicar el evangelio en todo el mundo para testimonio a todas las naciones. Cuando los mil años del reinado de Cristo sobre la iglesia se cumplan, Satanás será suelto de su prisión, y se le dará nuevamente poder para pelear contra los santos (la iglesia) y vencerlos. Al final de esto, Cristo volverá en las nubes, levantará a su Iglesia hacia él, y destruirá al diablo y todos sus seguidores; de esta manera pondrá fin a toda la vida natural sobre la actual tierra y de ahí en adelante continuará el reino eterno de Cristo, en los cielos nuevos y tierra nueva de Apocalipsis 21.
Según esta interpretación, se cree también que todas las promesas hechas a Israel en el Antiguo Testamento, se cumplen hoy en la Iglesia, la cual es el Israel de Dios (Gal.6:16). Se le ha llamado a esto por sus adversarios: “Escatología de remplazo”, por el hecho de creer que la Iglesia ha tomado hoy el lugar de Israel. Sin embargo, la postura de los amilenaristas no es precisamente esta de tomar el lugar de otro, sino más bien, continuar en la formación del hombre nuevo y perfecto según Cristo, a través de la unión entre el pueblo de Dios (Israel) y los gentiles (la Iglesia); y que por medio de la sangre de Jesucristo quien derribo la pared intermedia, formar un solo cuerpo, una sola familia, y que es llamada la Iglesia de Dios.   Para los amilenaristas Israel y la Iglesia constituyen un solo y único pueblo; a diferencia de los premilenaristas quienes creen que para Dios, estos conforman dos pueblos diferentes.
Post-milenarismo
El postmilenarismo mantiene una posición similar al Amilenarismo (no ve reino futuro de Israel) con la diferencia de que cree que la iglesia llegará a dominar el mundo, y el poder de la iglesia será sobre todo gobierno; los mil años de paz son a veces literales y a veces figurativos, pero son una referencia a los últimos mil años/o tiempo de la iglesia sobre la faz de la tierra.  Después que la iglesia haya completado esta tarea de conquistar el mundo y traer la paz mundial por medio del evangelio, regresará Jesús a la tierra a enjuiciar a vivos y muertos y después se pasará al reino eterno. Esta interpretación escatológica fue desarrollada en el siglo XVIII y parece estar ganando seguidores especialmente de entre las iglesias reformadas.  El Postmilenarismo se asemeja al premilenarismo en que también busca un periodo de grandes glorias terrenales para la iglesia como el nuevo Israel pero este lo busca antes de la Segunda Venida de Cristo, y no después como lo hacen los premilenaristas.
En la tercera y última parte que estudiaremos en este manual de Escatología, trataré a fondo la Escatología Realizada, o como es popularmente llamada, Preterismo.
°°°°°°°
Anuncios