ESTO DEBE LEERLO

La Verdad Detrás de “Dejados Atrás

Por Gary DeMar

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

He dado el paso decisivo. Estoy leyendo los libros de la serie Dejados Atrás puesto que los programas de radio, los periódicos y la revistas están llamándome para que haga comentarios sobre estos desbocados bestsellers. Los libros son fáciles de leer (pero demasiado caros como tratados evangelísticos). Me llevó unas pocas horas en una tarde tranquila de sábado cubrir el primer libro de lo que originalmente estaba planeado para ser solo una serie de tres volúmenes. Los reportes dicen que la serie comprenderá un total de doce volúmenes. Eso sin contar los cuarenta volúmenes proyectados para niños, las cintas de audio y de video, los CD’s, los dramas de radio, la película, los salva-pantallas, las tarjetas y los Calendarios Dejados Atrás al estilo de una página por día. No se sorprendan cuando las figuras de acción (juguetes con movimiento) de Dejados Atrás lleguen a las tiendas. Al momento de este escrito la serie ha excedido los 32 millones de dólares en ventas y ha sido traducida a 21 idiomas diferentes. Estas cifras habrán

cambiado para el momento que Ud. lea esto. Dejados Atrás no es literatura de gran calidad. Nunca tuvo la intención de serlo. Eso está bien conmigo, puesto que mucho de lo que se piensa ser excelente literatura es tan seco como el polvo. Prefiero las versiones fílmicas de la así llamada literatura clásica. De cualquier forma producir dos libros de 450 páginas cada uno al año no habla de poseer una gran introspección literaria. Jerry Jenkins, uno de los miembros escritores del

dinámico dúo profético está volviendo al promedio de un libro por año. Incluso hay pláticas para una pre-secuencia, una idea popularizada por la industria de los libros de caricatura y entretenimiento, que describirá lo que estos personajes estaban haciendo antes del “rapto”. ¿Nos importa? En una entrevista el 14 de Noviembre del 2000 habían pláticas por parte de los autores acerca de un libro que cuenta lo que ocurre después del milenio. Dejados Atrás es imposible de ignorar. Se pueden encontrar los anuncios publicitarios por todas partes. Es verdaderamente un fenómeno asociado con la publicación literaria. Hasta las tiendas de comestibles están sacando partido de la excitación generada por la serie.

Todo es un Asunto de Evangelismo

Tim LaHaye me escribió lo siguiente en una carta fechada el 13 de Marzo de 1998: “Es muy emocionante lo que Dios está haciendo con nuestra serie Dejados Atrás. Apenas ayer, mientras estaba en Canadá en un show de micrófono abierto en las afueras de Buffalo, tuvimos la llamada de una madre diciéndonos que su hijo de 14 años fue transformado de tal forma que dirigió a su padre no salvo a Cristo al advertirle, ‘cuando el rapto ocurra Mamá y yo seremos tomados y tú serás dejado atrás.’ Muy honestamente, esa es la razón por la que escribimos estos libros y por qué esperamos que se transforme en una película en 1999.”1 En las entrevistas LaHaye siempre menciona el impacto evangelístico de Dejados Atrás. Su sinceridad sobre este punto no puede ser cuestionada.

La misma aproximación evangelística ha sido hecha con respecto al libro de Hal Lindsey, El Gran Planeta Tierra. De hecho fui primeramente introducido al evangelio por medio de un recuento de la bomba profética de Lindsey. Nunca antes había escuchado cosas tan excitantes como esas. Pero no pasó mucho tiempo cuando comencé a leer la Biblia por mí mismo y no pude reconciliar lo que Lindsey afirmaba que la Biblia estaba diciendo con lo que la Biblia en realidad decía. El Gran Planeta Tierra era popular – vendiendo más de treinta millones de copias y nombrado el libro mejor vendido en 1970 por el New York Times Book Review (6 de Abril, 1980) – porque se leía como una obra de ficción (lo cual es).

No estoy solo en este avalúo de la obra de Lindsey. La edición del 7 de Abril de 1997 de Newsweek traía una historia por el editor especializado en religión Kenneth L. Woodward donde describía El Gran Planeta Tierra de Lindsey como un “libro seudo-Bíblico del día del juicio”.2 Para 1990 El Gran Planeta Tierra había sido vendido en cincuenta y dos idiomas alrededor del mundo. Pero así como hubieron personas que vinieron a Cristo vía El Gran Planeta Tierra, hubieron otros que se volvieron escépticos endurecidos después de abrazar primero la teología delineada por Lindsey y aprender después que había un considerable número de huecos en su tesis. El una vez admirador de El Gran Planeta Tierra Michael Shermer relata la siguiente historia: En el Glendale College desafié a mi profesor de filosofía (y ahora amigo mío) Richard Hardison, a leer El Gran Planeta Tierra, creyendo que él vería la luz. En lugar de eso se sulfuró y elaboró una lista mecanografiada de dos páginas, a espacio sencillo, señalando los problemas del libro de Lindsey. Todavía tengo la lista, doblada cuidadosamente en mi copia del libro.3

Nunca se nos dice cuánta gente está siendo alejada por la repetición constante de las especulaciones del tiempo del fin que nunca llegan a ocurrir. Los reportes que leemos solamente repiten los éxitos. Casi nunca oímos acerca de cómo las obras de los especuladores proféticos modernos son usadas por los secularistas para desacreditar la Biblia.4

Escudriñando las Escrituras

La mayoría de los que están leyendo Dejados Atrás ya son Cristianos. Los reportes están llegando detallando cómo los lectores están re-dedicando sus vidas a Cristo después de leer la serie. Eso es algo bueno. Con estos logros, ¿está bien para un Cristiano criticar a otros Cristianos que están involucrados en una empresa evangelística tan grande como Dejados Atrás? Mi crítica se basa en las declaraciones que se están haciendo en relación con la teología que los autores están usando para contar su historia de ficción. LaHaye les dice a sus dedicados lectores que “el marco para la serie entera se basa en la teología encontrada primariamente en el libro de Apocalipsis”. Esto levanta una pregunta: ¿Es Bíblica la teología? Esta es una pregunta honrada y bíblicamente legítima porque la Biblia nos requiere que “escudriñemos cada día las Escrituras para verificar si estas cosas son así” (Hechos 17:11). Como atestigua este verso aún el Apóstol Pablo no se encontraba por encima del cuestionamiento. Además, LaHaye hace algunas aseveraciones que no pueden ser respaldadas. Por ejemplo, LaHaye asegura que “todos los eruditos en profecía están de acuerdo en que la generación que vio a Israel ser restaurado a su tierra en 1948 podría bien ser la ‘generación [que] ciertamente no pasará hasta que todas estas cosas hayan sucedido’ (Mateo 24:32-34, NIV)”. Contrario a lo que dice LaHaye, “todos los eruditos en profecía” no concuerdan.

La No-Ficción en Forma de Ficción

Tim LaHaye declara que Dejados Atrás es “el primer retrato novelesco de eventos proféticos que es fiel a la interpretación literal de la profecía de la Biblia”. Esta es una declaración temeraria. Si está equivocado entonces millones de Cristianos están creyendo un mito en el nombre de “la interpretación literal de la Biblia”. Es mi opinión que Dejados Atrás no es solamente una obra de ficción, sino que la premisa teológica sobre la cual se fundamenta es también una obra de ficción.

La teología detrás de Dejados Atrás es una refundición de la primera edición de El Gran Planeta Tierra de Lindsey el cual se basa en las notas de conferencias de Merrill F. Unger, que fueron eventualmente publicadas como Más Allá de la Bola de Cristal.5 Esto es más que evidente al ver la discusión de Unger sobre el rol que Rusia juega en la profecía Bíblica.6 El sistema profético del cual todos estos escritores de profecía dependen es una invención del siglo diecinueve creado a partir de aire delgado que cambia con las circunstancias históricas. Cuando las “piezas del rompecabezas profético de Lindsey comenzaron a desintegrarse al inicio de los 1990” con la desmembración de la ex-Unión Soviética, “trató en vano de salvaguardar sus enseñanzas ‘editando’ y retirando conclusiones erróneas de las subsecuentes ediciones de El Gran Planeta Tierra. Su versión ‘actualizada’, junto con varios nuevos libros que ha escrito, promueven un escenario del todo diferente. Ahora, en lugar de la U.R.S.S. atacando a Israel, las repúblicas ex-Soviéticas del sur (predominantemente Musulmanas) ‘se unirán pronto con sus ‘hermanos Islámicos’ de Oriente Medio para atacar a Israel.’”7 LaHaye basa el escenario profético de Dejados Atrás en el punto de vista original de Lindsey, antes del colapso de la ex-Unión Soviética.

Un Mejor Ejemplo

La obra Ben Hur: Una Historia de Cristo del General Lew Wallace (1880) fue una de las primeras novelas religiosas en desarrollar una historia de ficción alrededor de la Biblia. La vida de ficción de Judah Ben-Hur es contada teniendo como telón de fondo los eventos literales del nacimiento, vida y muerte de Jesucristo tal y como son descritos en los evangelios. Wallace muestra la visita de los magos, a Jesús predicando a las multitudes, a Jesús en su camino hacia la cruz, a Jesús siendo clavado a la cruz, al cielo oscureciéndose al momento de Su muerte, y a Judah volverse un Cristiano. Estas escenas históricas son tomadas directamente de la Biblia a la manera en que son descritas en la Biblia. LaHaye sostiene que Dejados Atrás también tiene un núcleo literal basado en eventos bíblicos. ¿Pero sigue LaHaye el enfoque literal de Wallace? No del todo. Como veremos el enfoque de LaHaye raya en lo alegórico.

La Teología Detrás de Dejados Atrás

La serie Dejados Atrás fue concebida por Tim LaHaye, un destacado autor, ministro, y conferencista nacionalmente reconocido en profecía Bíblica. LaHaye dice que la semilla para su idea vino mientras estaba “sentado en un avión. Vi al piloto coqueteando con una de las pasajeras. Él usaba un anillo de bodas mientras que ella no. Me puse a pensar en lo que pasaría si el rapto hubiera ocurrido en ese momento y el piloto fue dejado atrás, pero no su esposa.”8 Antes de Dejados Atrás LaHaye había escrito muchos libros no novelescos de profecía. Desde entonces estos libros han sido re-diseñados para montarse sobre la ola de popularidad de Dejados Atrás. El Apocalipsis Ilustrado y Hecho Sencillo ha sido republicado en una edición revisada, actualizada y re-titulada El Apocalipsis Descubierto (1999). La contraportada reporta que es “el fundamento bíblico para la serie mejor vendida Dejados Atrás”.

LaHaye toma un enfoque temático en su libro revisado pero aún obsoleto El Principio del Fin. La revisión tuvo lugar durante la Guerra del Golfo en 1991. Fue primero publicado en 1972. LaHaye hace uso liberal de la hipótesis de Hal Lindsey de que Rosh = Rusia (Ezequiel 38 – 39)9 para desarrollar el primer escenario profético encontrado en Dejados Atrás.

Debido a que la doctrina del rapto pre-tribulacionista ha llegado a estar bajo ataque de parte de numerosos escritores y eruditos, algunos de ellos miembros de su propio campo dispensacional, LaHaye escribió Sin Temor de la Tormenta: Por qué los Cristianos Escaparán de toda la Tribulación (1992). Ha sido republicado como El Rapto bajo Ataque (1998). Aunque la primera edición de este libro fue escrita antes de Dejados Atrás (1995) contiene todos los puntos proféticos de los primeros libros de LaHaye pero se concentra en el dogma principal de Dejados Atrás: La necesidad de un rapto pretribulacionista10 que remueve a todos los Cristianos de la Tierra para que Dios pueda tratar específicamente con la nación de Israel. En esencia, si no hay rapto pretribulacionista entonces nadie es dejado atrás.

El más reciente libro de LaHaye es ¿Estamos viviendo en los Últimos Tiempos? (1999) el cual fue escrito específicamente:

  1. para proveer un manual básico en forma de bosquejo de los eventos del tiempo del fin y verificación escritural de los personajes novelados en la serie Dejados Atrás;
  2. mostrar que tenemos más razones que cualquier otra generación antes de nosotros para creer que Cristo puede retornar en nuestra generación.11

¿Estamos Viviendo en los Últimos Tiempos? Cubre todo el material profético más importante en el sistema de LaHaye que está siendo desarrollado en Dejados Atrás. Es la supuesta no-ficción detrás de la ficción. LaHaye declara en numerosas entrevistas que Dejados Atrás es “el primer retrato novelesco de eventos proféticos que es fiel a la interpretación literal de la profecía de la Biblia”. En el siguiente artículo pondremos a prueba la aseveración de LaHaye.

NOTAS

1 La película apareció casi a finales del 2,000

2 Citado en Dave MacPherson, Las Tres R’s: Rapto, Revisionismo, y Atraco pretribulacionista Raptista de 1830 hasta Hal Lindsey (Simpsonville, SC: P.O.S.T. Inc., 1998), 140.

3 Michael Shermer, Cómo Creemos: La Búsqueda de Dios en la Era de la Ciencia (New York: W. H. Freeman and Company, 2000), 1-7.

4 Tim Callahan, Profecía Bíblica: ¿Fracaso o Cumplimiento? (Altadena, CA: Millennium Press, 1997), 204-229.

5 MacPherson, Las Tres R’s, 109-114.

6 Merril F. Unger, Más Allá de la Bola de Cristal (Chicago, IL: Moody Press, 1973), 81-95.

7 Richard Abanes, Visiones del Tiempo del Fin: ¿La Carrera a Armagedón? (New York: Four Walls Eight Windows, 1998), 88.

8 Tomado de http://www.leftbehind.com – “Preguntas hechas frecuentemente a los autores”.

9 Richar Abanes, Visiones del Tiempo del Fin: ¿La Carrera a Armagedón? (New York: Four Walls Eight Windows, 1998), 88. Abanes está citando el Planeta Tierra: 2,000 D.C., 200 de Hal Lindsey

10 Timothy J. Dailey, La Tormenta que se avecina (Tarrytown, NY: Cosen Books / Fleming H. Revell, 1992) y Pat Robertson, El Reino Secreto: Su senda hacia la Paz, el Amor y la Seguridad Financiera (Dallas, TX: Word, 1992), 255-256.

11 Tim LaHaye y Jerry B. Jenkins, ¿Estamos viviendo en los Últimos Tiempos?: Eventos Actuales Predichos en la Escritura… y lo que significan (Wheaton, IL: Tyndale House Publishers, 1999), xi.

 

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

Este artículo fue tomado de la revista Biblical Worldview (Cosmovisión Cristiana) publicada por American Visión, edición de Marzo del 2,001.

 

La dirección del artículo es:

http://www.avision1.com/biblical_worldview/BWV_01/BWV03-3.html

 

Anuncios

Un comentario sobre “ESTO DEBE LEERLO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s