EMILY ROSE, EL EXORCISMO MÁS FAMOSO DE LA HISTORIA

El caso de Anneliese Michel, la historia que dio vida a la Película “El exorcismo de Emily Rose” (2005), es probablemente el caso de exorcismo más famoso de la historia.

Anneliese_Michel_2
ANNELIESE MICHEL

Anneliese Michel, una joven alemana nacida en septiembre de 1952, criada y educada en el seno de una familia católica y muy apegada a las tradiciones religiosas. Su tranquilidad y bienestar cambio abruptamente un día de 1968, cuando su cuerpo comenzó a experimentar fuertes movimientos, casi incontrolables. Un neurólogo de la Clínica Psiquiátrica de Wurzburg, Alemania, después de rigurosos exámenes, le diagnosticó el “gran mal” de la epilepsia. Debido a los fuertes ataques epilépticos y a la depresión que siguió, Anneliese fue admitida para tratamiento en el hospital. Posterior a esto, la joven comenzó a tener visiones de imágenes diabólicas. Poco a poco comenzó a atormentarse con la idea de que estaba poseída por demonios. Escuchaba voces que le condenaban a calcinarse en el infierno. Comentó una vez a los médicos del hospital que los demonios le daban ordenes. Los doctores veían cada vez más difícil su caso y la joven comenzó a perder la esperanza de que la ciencia pudiese curarla. En 1973 sus padres comienzan a buscar ayuda religiosa, recurriendo a diferentes ministros ordenados con la intención de que le practicasen un exorcismo a su hija, sin embargo, tales peticiones fueron rechazadas por no encontrar suficientes pruebas, de acuerdo a lo que la iglesia consideraba como evidencias claras de una posesión demoniaca, y por lo tanto se les recomendó que Anneliese debía continuar con su tratamiento médico. Después de mucho insistir, en 1975 el obispado de Wurzburg pide a dos sacerdotes que ya conocían el caso que procedieran a practicar un exorcismo a Anneliese basado en el “Rituale Romanum”. Por espacio de diez meses, y hasta el día de su muerte el primero de julio de 1976, se le practicaron semanalmente entre una a dos sesiones de exorcismo. Aun después de más de 30 años de su muerte, muchos siguen creyendo que el mal que destruyó y finalmente mató a la joven Anneliese se trató del mismo demonio. No obstante, el informe forense determinó que Anneliese habría fallecido de desnutrición y deshidratación; según expertos, la joven se hubiese salvado si al menos una semana antes de fallecer se le hubiese suministrado alimento forzadamente. La gran pregunta continuará seguramente durante mucho tiempo más: ¿Qué fue lo que mató realmente a Anneliese Michel? ¿Una enfermedad mental o simplemente un ambiente familiar demasiado proclive a la superstición o creencias en demonios? Al parecer, y sobre la base con que he desarrollado este tema y libro, podría decir que el caso de esta joven alemana, como así también el de muchos otros, se trataría, lamentablemente, de una excesiva influencia religiosa, la cual ha sugestionado a millones de personas a lo largo de la historia a creer que el mal lo produce un ente sobrenatural, ajeno al hombre, y que la ciencia, por más que lo intente, no puede descubrirlo ni mucho menos eliminarlo. Finalmente, el desenlace de esta trágica historia concluye no solo con la muerte de Anneliese, sino además con el encarcelamiento de tanto sus padres como de los dos sacerdotes que practicaron el exorcismo. El veredicto de la corte los consideró culpables de asesinato por negligencia y omitir dar primeros auxilios. Fueron sentenciados a 6 meses de cárcel y libertad condicional. El veredicto incluía la opinión de la corte de que los acusados debieron ayudarla haciéndose cargo del tratamiento médico que la chica necesitaba, sin embargo, por usar practicas supersticiosas habían empeorado la ya grave condición de Anneliese.

Para mayores detalles y visualización de imágenes y videos de este caso, por favor acceda a la siguiente página web, transcribiendo exactamente todos los caracteres.

Por último, me llama la atención que quienes más promueven la posesión demoniaca no son primeramente los evangélicos, éstos solo siguen la tradición, sino que es la iglesia católica, y según ellos, los únicos autorizados para practicar exorcismo serían ellos mismos. Usted puede ver en las películas y reportajes que raramente se ve a un pastor evangélico expulsando a un demonio, siempre se ve a un sacerdote. ¿Cómo lo hacen? Bueno, primero con un manual que van leyendo, segundo, con un crucifico invocando a Cristo, a la virgen María, y rociando con agua bendita (según ellos), y resulta que, aparentemente, al final los demonios son expulsados. ¿Cómo lo logran? no sé, pero lo que sí es cierto es que los evangélicos siempre han creído y sostenido, que los crucifijos, las aguas benditas, y la invocación a la virgen no son cosas de Dios, sin embargo, ellos lo hacen así y les resulta. En cambio los cristianos muchas veces hacen ayunos, cadenas de oración, sacrificios por doquier, y no logran expulsar los supuestos espíritus malos. ¿Cuál es la razón? me parece que es simplemente porque no existen tales espíritus, sino solo enfermedades mentales o, como en la mayoría de los casos, simple sugestión por los demonios.

     En fin, la creencia y las tradiciones juegan un rol muy importante en todo esto, por eso es muy bueno investigar antes de admitir una posición. La mente, estimado lector, es increíble; puede mover objetos y hasta levantarlos. La levitación es una práctica antiquísima realizada por ciertos grupos orientales, tan solo concentrándose en la energía de su mente. La fe cristiana tiene este mismo principio:   Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. Mar. 11:23. 

    Para concluir este tema solo podría decir que el hecho de que exista el mal no es prueba suficiente para sostener que deba existir un dios malo que lo controle. Ese pensamiento se llama “dualismo”, el creer que existen dos fuerzas opuestas entre sí. Dios no tiene enemigos, y por lo tanto nosotros tampoco. Cualquier fuerza que se llamó diablo o Satanás, de acuerdo se lee en el Nuevo Testamento, fue vencida por Cristo y ya no existe más. Por extraño que parezca, todos los cristianos creen esto, sin embargo, igual andan arrancando de él.

Conclusión

     Estoy convencido que un simple libro como el que ha leído, no hará cambiar su posición respecto a Satanás; no obstante, pienso que es necesario que sigan escribiéndose textos como éste. Pues, del mismo modo como la creencia en demonios llegó a enraizarse en la mentalidad de todos, y solamente a través de la repetición oral de esta idea,  creo, que igualmente se puede contrarrestar ese engaño religioso, propagando lo contrario. Dando mayor énfasis a la soberanía de Dios y en su absoluto control sobre el bien y el mal. Satanás no existe y nunca existió, en el sentido que hoy se acepta por la mayoría. El término “demonios” era atribuido en el Antiguo Testamento, a los ídolos páganos, y los que no eran, bajo ningún aspecto, seres espirituales, sino simplemente estatuas inventadas y construidas por manos de hombres. Lea cuidadosamente los siguientes versículos y examínelos en el contexto del pasaje completo.

 Lev. 17:7  Y nunca más sacrificarán sus sacrificios a los demonios,  tras de los cuales han fornicado;  tendrán esto por estatuto perpetuo por sus edades.

Deut. 32:17  Sacrificaron a los demonios,  y no a Dios;

 A dioses que no habían conocido,

 A nuevos dioses venidos de cerca,

 Que no habían temido vuestros padres.

El pasaje a continuación demuestra claramente que los demonios a los que el Antiguo Testamento hace referencia, se trata-ría de los ídolos y no de ángeles caídos.

Salmos 106:32 – 38

32También le irritaron en las aguas de Meriba;

 Y le fue mal a Moisés por causa de ellos,

33Porque hicieron rebelar a su espíritu,

 Y habló precipitadamente con sus labios.

34No destruyeron a los pueblos

 Que Jehová les dijo;

35Antes se mezclaron con las naciones,

 Y aprendieron sus obras,

36Y sirvieron a sus ídolos,

 Los cuales fueron causa de su ruina.

37Sacrificaron sus hijos y sus hijas a los demonios,

38Y derramaron la sangre inocente,  la sangre de sus hijos y de sus hijas, Que ofrecieron en sacrificio a los ídolos de Canaán,  Y la tierra fue contaminada con sangre.

      Es muy común leer en el texto bíblico repeticiones de sentencias tales como las observadas aquí. El salmista no pretende hablar de dos cosas distintas o separadas al escribir las frases: Y sirvieron a sus ídolos” e “ y sacrificaron sus hijos y sus hijas a los demonios”. Ambas sentencias expresan el mismo pensamiento: “Se contaminaron así con sus obras, Y se prostituyeron con sus hechos”.

Nunca se habla de espíritus de demonios, ni de ángeles caídos en el Antiguo Testamento, todo lo que hoy se entiende sobre esta idea, fue un invento humano,  aceptado como doctrina desde muy temprano en el seno de la iglesia.

     Desde los tiempos de Justino Martir, a mediados del segundo siglo, la iglesia catolica[1] ha sostenido que el mundo entero está en manos de Satanás, pero que el bautismo libera al hombre de ese poder. Curiosamente, al revisar los escritos que se preservan de ese periodo, se puede observar la gran discrepancia que existía entre los primeros padres de la iglesia con respecto al tema sobre el origen de Satanás.

     La Biblia, mi estimado lector, no nos deja prácticamente nada a la imaginación. El problema, como he señalado en otros artículos, se debe al color del cristal desde el cual el cristiano ha observado la Escritura. Dios es el originador del mal en la tierra, aunque a usted le parezca que esto es la peor de las herejías que se pueden pronunciar, sin embargo, es la Biblia la que declara estas verdades. Lea los siguientes versículos y compruébelo por usted mismo:

Amos 3:6  ¿Se tocará la trompeta en la ciudad, y no se alborotará el pueblo? ¿Habrá algún mal en la ciudad, el cual Jehová no haya hecho?

Miqueas 1:12  Porque los moradores de Marot anhelaron ansiosamente el bien; pues de parte de Jehová el mal había descendido hasta la puerta de Jerusalén.

Jer. 6:19  Oye, tierra: He aquí yo traigo mal sobre este pueblo, el fruto de sus pensamientos; porque no escucharon mis palabras, y aborrecieron mi ley.

Deut. 28:60  y traerá sobre ti todos los males de Egipto, delante de los cuales temiste, y no te dejarán.

1Sam. 16:14  El Espíritu de Jehová se apartó de Saúl, y le atormentaba un espíritu malo de parte de Jehová.

Jesús enseñó que nada, externo al hombre, produce el mal, sino que adentro del hombre se origina toda clase de maldad y que luego afecta al mundo.

 Mar. 7:15  Nada hay fuera del hombre que entre en él, que le pueda contaminar; pero lo que sale de él, eso es lo que contamina al hombre.

     Y así podríamos continuar buscando y leyendo más referencias sobre esta verdad, pero lo importante ahora es que usted comience a creer en su corazón y a declararlo con su boca, de que el único Dios soberano, real y verdadero, y quien tiene absoluto control, no solo sobre el bien sino además sobre el mal, es nuestro gran Dios Eterno. Que el control sobre su nación o ciudad, no la tiene ningún ser espiritual personal y diabólico, sino su único y suficiente Dios. En lugar de reprender al diablo y rodear las ciudades expulsando demonios, démosle mayor honra y alabanza al único digno de ser exaltado. Creer que Satanás tiene control sobre nuestros pueblos, es restarle poder y soberanía a nuestro Dios. Viva en libertad, sin opresiones ni sugestiones. Dios le ha hecho libre; Proclame su victoria y no presagie su desgracia.

Que el Dios de paz les colme de bendiciones.


[1] La iglesia católica se adjudica a sí misma de ser la primera y única iglesia fundada por Cristo y sus apóstoles, puntualmente Pedro. Sin embargo, históricamente puede observarse que no fue hasta la segunda década del siglo cuarto, en que la iglesia de Roma tomó el poder sobre el cristianismo.

13 comentarios sobre “EMILY ROSE, EL EXORCISMO MÁS FAMOSO DE LA HISTORIA

  1. Muy buena reflexiòn.Se necesita mucho valor para dar estas declaraciones.Es momento de que salgamos de la ignorancia y disfrutemos de las bendiciones de Dios.

  2. Obviar la posesión demoníaca es desconocimiento de las escrituras,pues
    la Biblia habla claramente de muchos de estos casos.
    En el Ant. Test. tenemos el caso de Saúl
    En el N.Test.los endemoniados de Gadara,María Magdalena y el joven endemoniado que los apostoles no pudieron exorcisar entra otros
    Muchos centros de reclusión para mentales y presidios están llenos de personas enfermas de posesiones,si los evangélicos tuvieramos un poquito de más amor fueramos a la lid a libertar a estas pobres personas

    1. RESPONDIENDO A MILENA
      No creo que obviar la posesión demoníaca sea ignorar las Escrituras, creo más bien que aceptarlas es no tener sentido común, y, además, dejarse influenciar fácilmente por la tradición religiosa, y no menos por lo que el cine ha dramatizado con este fenómeno.

      Creer que el diablo puede posesionar a alguien es aceptar que puede hacerlo con todos, y especialmente con esa clase de gente que “visiblemente” es muy mala. Sin embargo, no vemos que un asesino, o un abusador de menores manifieste las características que un “supuesto” endemoniado posee. Y es muy extraño, pues generalmente aquellas personas de quienes se dice que han sido poseídas por el demonio, han tenido un estilo de vida muy pasiva e incluso en muchos casos, muy religiosas. Yo creo que no debemos apresurarnos a realizar un juicio sin antes evaluar “razonablemente” una situación. Los casos de supuestas posesiones demoníacas que muestra la Biblia, específicamente el Nuevo Testamento, deben estudiarse en el contexto de la época en que ocurrieron. Considerar la fuerte influencia pagana griega del primer siglo, con respecto a un dios del mal que controlaba la vida de las personas. No te engañes Milena, creer que Satanás es real y puede posesionar a una persona hasta destruirla físicamente, es aceptar que esa fuerza es superior a Dios mismo, y creo que eso sí sería ignorar las Escrituras.

      1. Disculpe,pero discrepo en lo que usted plantea.La Biblia de principio a fin nos informa de cómo entró el mal en el mundo y quién lo instigó con razonamientos y palabras persuasiva.Las cosas de Dios no son de sentido común(YO),sino más bién de aceptar por fe.El razonamiento humano enloquece cuando se enfrenta con el conocimiento de Dios,pero ahí está el hombre siempre,queriendo usurparlo.Le pasó a Eva en la tentación cuando observó el fruto y razonó que era bueno para alcanzar sabiduría y desobedeció el mandato que se les había dado;sin embargo
        vemos algo diferente en los discipulos de Jesús al aceptar pescar un pez para pagar el impuesto ó al desatar un asno que no era suyo y llevarselo,eso parece locura,pero ellos no razonaron,obedecieron
        Decir que las Escrituras estaba influenciada por cultura pagana me deja en la opción de poder pensar que la misma está llena de erróres y que puedo cree o no lo que dice,entonces,?para qué creer? como dice Pablo si Cristo no murió y resucitó,entonces vana es nuestra fe.
        No me es dificil aceptar posesiones en personas que como dice usted han tenido un estilo de vida muy pasivo o han sido muy religiosas porque como dice las Escrituras :el mismo Satanás se disfrasa como ángel de luz para engañar aún a los escogidos.

  3. Estimada Milena, admiro sinceramente la defensa que hace a esta “doctrina”. Déjeme decirle que yo por casi 30 años, también hice lo mismo. Creí y enseñé que Satanás era el principal culpable de todos los males que nos ocurría, y por lo mismo debíamos, como guerreros del Señor, luchar hasta ganarle la batalla a este enemigo. Agradezco a Dios haber abierto mis ojos a esta verdad y ser al fin “verdaderamente” LIBRE, Y poder disfrutar plenamente el gozo de mi salvación, sin más temores a diablos o demonios que anden a mi acecho.

    La verdad, estimada Milena, no es mi intención discutir con usted sobre este asunto; entiendo que está muy convencida en lo que dice, al igual que yo. Solo déjeme decirle algunas cosas breves y luego juzgue usted lo que estime más razonable.

    La Biblia fue escrita para personas pensantes (el que lee, entienda). No todo lo que se escribió fue para que la gente simplemente lo tomara y lo creyera, sino para que lo entendiera (leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo, Ef. 3:4). Jesús dijo que es el conocimiento de la verdad lo que hace libre al hombre (Jn.8:32), no el hecho de creerla simplemente. Felipe preguntó al etíope: ¿Entiendes lo que lees? Si no hay comprensión en lo que leemos, no podemos creer. La fe viene por el oír, oír es conocer.
    Los ejemplos que ha mostrado arriba, del pescado con la paga de los impuestos, y el asna robada por los apóstoles, no confirman que la Biblia debe aceptarse sin razonamiento. Los judíos eran gente que estudiaban las Escrituras. Prácticamente todos tenían noción de ellas desde su infancia (2Tim.3:15). El hecho de creer “sin entender”, fue lo que dio pie a tantas doctrinas (dogmas) incongruentes en el pasado, y que aun siguen sosteniéndose por la tradición religiosa. Es muy importante y sabio indagar en otras fuentes, aparte de la Biblia, para comprobar si es correcto o no lo que nos han enseñado. Me refiero, leer libros históricos, ojalá de los tiempos bíblicos. Leer incluso sobre otras corrientes teológicas, y luego comparar con la nuestra. Aceptemos que no somos dueños absolutos de la verdad. Hay verdad en muchas personas y religiones. Si creemos que Dios está en nosotros, debemos tener amor por los demás y aceptar que ellos también tienen algo que aportar a nuestro conocimiento de la verdad sobre Dios y su Palabra.
    Finalmente quiero decirle que siga leyendo los estudios que hay en este sitio, y en otros enlaces que recomiendo. No defienda más a Satanás, porque no vale la pena. Dele la gloria al Señor. Exaltelo solo a él. Él y solo él merece la honra y la gloria. Al fin y al cabo él es el originador del bien y el mal, aunque nos cueste aceptarlo.
    _____________

    Ved ahora que yo, yo soy,
    Y no hay dioses conmigo;
    Yo hago morir, y yo hago vivir;
    Yo hiero, y yo sano;
    Y no hay quien pueda librar de mi mano (Dt. 32:39).
    _____________

    No temáis, ni os amedrentéis; ¿no te lo hice oír desde la antigüedad, y te lo dije? Luego vosotros sois mis testigos. No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno (Isa. 44:8).
    _____________

    He aquí que yo hice al herrero que sopla las ascuas en el fuego, y que saca la herramienta para su obra; y yo he creado al destruidor para destruir. (Isa. 54:16)

  4. No nos entendemos,usted está firme en su convicción y yo en la mia,,usted no halla congruencia en lo que digo y yo no la hallo en lo que usted dice,podíamos estar respondiendo y contestando,cosa que no nos va a llevar a ningún resultado pero debo decirle que no se puede llegar al efecto sin analizar las causas.Perdone la molestia.Gracias

  5. Srta Milena el señor eduardo “dice que satanas es una proyeccion mental”y que el descubrio esto con “el sentido comun”asi las cosa es intentar entrar a una casa de marfil por debajo del piso…………..!!!!

  6. q bueno no existe el enemigo!!!! no existen los angeles caidos, no existe el pecado ni la maldad, no existe el principe de este mundo, ni siquiera el q tento sl señor Jesus!!!! q locuraa estuve engañado todo este tiempo!!! non es la doctrina es la palabra!!!!!

  7. Bendiciones hermano y respetado Eduardo, estoy muy contento o alegre de a ver encontrado su pagina, y estar leyendo sus escritos, porque me confirman y me aclaran todas mis inquietudes que he tenido aun desde niño. Nasí en la religión católica, y a los 20 años conocí la religión evengelíca, donde estuve por 25 años, pero no estaba satisfecho sentía que faltaba algo, había algo que no encajaba bien, seguía con ansiedad, pero hace 3 años comencé a leer los libros de Miles Monroe, de las Baamas, y escuche los mensajes de Rafael Guilarte, Venezuela, Reynaldo Estrada, Colombia, y usted, que lo estoy leyendo ahora, y me siento muy feliz porque siento que estoy subiendo otro nivel de conocimiento, gracias mi amado hermano le felicito por su conocimiento, y por impartirlo o difundirlo, para que otros podamos conocer lo que nunca nos enseñaron, hay paz.

  8. He sido fiel asistente a una comunidad evangelica durante mas de 25 años. Tengo 10 años sin congregarme me harte de tanto diablo y de escuchar la misma predica de andar en un circulo de enseñanza, igual que el pueblo judio en el desierto. Si la verdad nos hace vivir libres, porque la iglesia nos hace vivir en temor?. Actualmente me considero un cristiano libre disfrutando de esa libertad que solo el Señor da. Gracias por estas enseñanzas que incrementan el conocimiento de las escrituras . Y dejan fuera la mayor excusa que tiene el cristiano (satanas) para vivir una vida ejemplar y ser testimonio viviente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s